Encontrando estrellas de gran masa con el telescopio Herschel

El telescopio espacial Herschel se encuentra en su período de vida final, en el que se le ha acabado las reservas de helio necesarias para poder operar a temperaturas criotérmicas necesarias para las características de sus observaciones en el infrarrojo.

Uno de los últimos ejemplos de la calidad de su operación son las observaciones realizadas de una región llamada W3, una basta nube de gas a unos 6200 años luz de distancia, en el brazo espiral de Perseo, en nuestra Vía Láctea.

cluster

Los brazos de las galaxias espirales son regiones de alta formación estelar. Existen regiones de gas ionizado por la radiación emergente de estrellas jóvenes de alta temperatura, que con el tiempo son barridas por las altas intensidades de radiación de estas estrellas. Sin embargo hasta que las estrellas se quedan al descubierto por este viento estelar, las estrellas se encuentran ocultas por densas nubes de gas y polvo en las que las estrellas se encuentran ocultas si las observaciones se hacen en el visible. La única forma de poder ver a través de las regiones de alta densidad de gas es observando en infrarrojo, ya que la luz en estas longitudes de onda es capaz de atravesar las nubes y poder ser detectada por nuestros observatorios. Aún así, la única forma de poder observarlas es si gran parte del gas que rodea a las estrellas ya ha sido barrido por los viento estelares y la nube tiene una densidad máxima para que al menos parte de la radiación pueda escapar.

Las estructuras formadas por este barrido se parecen a una red de filamentos y de pilares de gas que contienen en su interior regiones de formación estelar y otras regiones de alta densidad. El estudio de estas regiones es importante. La forma en que estas estructuras son barridas por los fuertes vientos estelares definen un límite en la masa máxima que pueden poseer estas estrellas, pues la intensidad del viento estelar es mayor cuanto mayor es la masa, por lo que si una estrella se encuentra alimentándose de una nube de gas, llegará un momento en el que alcanzará una masa que hará que barra la nube de la que se está alimentando.

Las observaciones en este estudio indican que en estas regiones existen ciertos procesos en los que el material es removido, trasladado, comprimido y confinado por la influencia del grupo de estrellas y protoestrellas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Estrellas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s